Canonical puede que no tenga a sus espaldas una larga lista de éxitos en hardware (el difunto Ubuntu Edge es el último ejemplo), pero la organización no se rinde. Ahora lo intenta con una curiosa idea: una caja naranja para llevar la nube a donde quiera que vayas. Como si fuera una maleta.

Se llama, muy apropiadamente, Ubuntu Orange Box, y es una caja de almacenamiento en la nube basada en el software OpenStack. Está pensada para ser más o menos portátil, aunque pesa unos 31 kilos, pero lo justo para pasar como equipaje de mano.

Advertisement

Por dentro se compone de 10 microservidores con CPUs Intel Ivy Bridge i5-3427U, de cuatro núcleos cada una, tarjeta gráfica Intel HD Graphics 4000, 16 GBs de DDR3 RAM, un disco root SSD de 128GB y una entrada Ethernet de un Gigabit. En total, es un monstruo de 40 núcleos con 160 GB de RAM y 1,2 terabytes de almacenamiento SSD en una pequeña caja que puedes llevar a donde quieras. No está nada mal.

¿Para que se puede utilizar? Para lo que quieras, desde montar un servidor en la nube en una zona en la que ha ocurrido un desastre, a un sistema portátil para llevar de escuela en escuela. Lo malo en estos casos viene al final: el precio. Cuesta 12.750 dólares con la configuración mencionada (o precio equivalente). No sale barato. [Tranquility vía ZDNet]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)