Hay personas que afirman haber experimentado lo que se conocen como experiencias extracorporales, flotando fuera de sus cuerpos y viéndose a sí mismos desde el exterior. Un equipo de científicos ha encontrado a una mujer que aseguraba ser capaz de realizar este desdoblamiento a voluntad, y la han convencido para que realizara su 'truco' en el interior de un escáner.

Andra M. Smith y Claude Messierwere, de la Universidad de Ottawa, han descrito clínicamente la supuesta habilidad del paciente, y han publicado los resultados en la revista Frontiers of Human Neuroscience. Los investigadores lo describen así:

La mujer dice ser capaz de verse a si misma flotando y girando en al aire sobre su cuerpo en un plano horizontal. A veces, asegura poder verse a sí misma desde arriba, siendo plenamente consciente de que su cuerpo no se estaba moviendo. La participante en el proyecto no reporta ninguna emoción particular asociada a la experiencia.

Los investigadores analizaron los resultados del escáner cerebral, y encontraron que, durante el desdoblamiento, se producen una serie de cambios en el cerebro de la voluntaria que concuerdan con su experiencia del fenómeno. El escáner muestra una fuerte desactivación de la corteza visual. Al mismo tiempo, se activan varias áreas del hemisferio izquierdo del cerebro asociadas con la percepción del movimiento. Estas áreas son las que nos permiten sentir nuestro entorno e interactuar con él al movernos

Advertisement

Se trata de la primera vez que una experiencia de este tipo se analiza y documenta científicamente. La ciencia asume que los casos que se describen como experiencias extracorporales pueden ser inducidos por factores como traumas cerebrales, privación sensorial, experiencias cercanas a la muerte, drogas psicotrópicas, deshidratación y sueño severos, o estimulación eléctrica del cerebro. También se cree que pueden ser deliberádamente inducidos en las circunstancias adecuadas. Sin embargo, es la primera vez que se documenta la actividad de una persona que dice ser capaz de entrar en ese estado a voluntad.

Entonces, ¿es real o no?

Lo que está claro es que es real en el sentido de que la voluntaria lo está experimentando en su cerebro de manera real. Por supuesto, eso no significa que su alma esté saliendo del cuerpo para hacer lo que los místicos denominan viaje astral. No hay implicada ninguna actividad paranormal en el proceso.

Advertisement

El hecho es que, aunque apenas se han realizado un puñado de estudios científicos serios sobre este fenómeno, los investigadores creen que las experiencias extracorporales son un tipo de alucinación inducida mediante un mecanismo neurológico que aún no se ha determinado. Los autores del estudio especulan con la posibilidad de que este mecanismo pueda estar presente en otros individuos, y que unos pocos son capaces de entrenarse para activarlo. La mujer objeto del estudio asegura que descubrió su 'habilidad' a muy temprana edad cuando echaba la siesta.

Lo más posible es que las experiencias extracorporales acaben siendo explicadas de un modo similar a la sinestesia, un fenómeno neurológico que fue largamente ignorado y objeto de todo tipo de supersticiones hace siglos. Hoy, este fenómeno por el que se cruzan e interfieren estímulos sensoriales está perfectamente explicado y estudiado por la ciencia. [vía Popular Science]