El Parque Nacional de los Everglades, en Florida, tiene un serio problema con las serpientes pitón. Desde Marzo de este año, el departamento de aguas del estado lleva tratando de eliminar esta especie invasiva. La última captura de este programa ha roto todas las escalas.

Se trata de una pitón de 16 pies y 11 pulgadas (491 centímetros). No solo es un récord personal de Dusty Crum, el cazador profesional de serpientes que la capturó. También es la más grande que se ha visto hasta ahora en los Everglades. Hasta la fecha, el programa ha eliminado más de 600 ejemplares de pitón birmana. Hasta ha tenido que recurrir a métodos bastante poco convencionales, como contratar a cazadores nativos de una tribu de la India especialmente familiarizados con esta especie.

En cuanto a las serpientes capturadas, son eliminadas para proteger el frágil ecosistema de los Everglades. Cada cazador es recompensado con una cantidad que depende del peso de la serpiente y tiene derecho a quedarse con el ejemplar si así lo desea. La mayor parte las venden por su piel. [vía FOX Austin]