Dicen (muchas veces) que el grafeno puede revolucionar casi todo lo que nos rodea. Está por ver. Pero ahora, un grupo de químicos de la Universidad de Rice (Houston, EE.UU.) ha calculado las propiedades de un nuevo super-material que, aseguran, es mucho más resistente que el grafeno, el más duro conocido hasta ahora, por encima del diamante. Este nuevo material, sin embargo, está aún por crearse de forma estable. De conseguirlo, se avecina otra revolución.

¿Qué es el carbino? Como detallan en el MIT Technology Review, se trata en realidad de una cadena de átomos de carbono unidos bien por enlaces triples y simples alternados o por enlaces dobles consecutivos. Traducido: los químicos de la Universidad de Rice, liderados por el investigador Mingjie Liu, aseguran que tiene unas propiedades increíbles: es el doble de resistente que los nanotubos de carbono o el grafeno; y es mucho más duro que este último, el que se suponía que era el material más duro del mundo.

Advertisement

Sus cálculos se han publicado en este informe de investigación y pueden ser el primer paso para lograr crear carbino de forma estable y en grandes cantidades. Porque esa es parte de la dificultad: uno, los científicos no se ponen de acuerdo si este material se ha creado o no en un laboratorio (hace un par de años se lograron sintentizar cadenas de carbino de hasta 44 átomos de longitud, pero no hay acuerdo en la comunidad científica al respecto); y dos, porque se duda de la estabilidad de este material (otros químicos han calculado que dos cadenas de carbino unidas podrían resultar en una reacción explosiva).

En definitiva, dos conclusiones: no, el grafeno no es el material más resistente del mundo, el carbino sube al primer puesto; ahora toca fabricarlo de forma estable. Maravillas de la química. [vía MIT Technology Review]

Foto: Shilova Ekaterina / Shutterstock