En 2013, una joven compañía llamada FLIR presentó la One, una carcasa para iPhone que dotaba al teléfono de visión térmica. Con el tiempo, ha ido refinando su tecnología y su sensor ha acabado metido en el nuevo Caterpillar S60, un smartphone tan robusto como la marca de maquinaria pesada que le da nombre.

El S60 no es un terminal fino y liviano pensado para caber en bolsillos apretados. Mide unos 13 milímetros de grosor, y su pantalla de 4,7 pulgadas y resolución 1280 x 720 tampoco es la mejor para ver vídeo en alta definición, pero sí para poder leer cualquier cosa independientemente de la luz ambiental, porque el brillo alcanza los 540 Nits.

Su fuerte, como el S30 y el S40 antes que él, es la resistencia. Su estructura de acero inoxidable le permite asegurar su supervivencia a caídas sobre cemento de hasta 1,8 metros. Eso le vale la certificación de grado militar 810G. Aparte de la carcasa, el cristal de la pantalla está protegido mediante Gorilla Glass 4.

De dos a cinco metros de profundidad con solo pulsar un botón

Por supuesto, el smartphone es resistente al agua, y lo es de una manera curiosa. En condiciones normales es sumergible a dos metros durante media hora, pero dos pequeñas palancas en su parte frontal le permiten sellar todos sus puertos (auriculares, carga...) y aumentar esa capacidad a cinco metros de profundidad durante una hora. Los botones de Android son físicos, así que incluso se pueden tomar fotos con él bajo el agua.

La cámara es precisamente una de sus características más interesantes. La cámara principal es de 13 megapíxeles, con 5 en la delantera. Lo interesante es que el sensor de la principal funciona de manera conjunta con el sensor Lepton de FLIR que permite captar imágenes en infrarrojos. Ambos sensores dotan al S60 de visión nocturna con 13 megapíxeles de calidad, algo que tiene un montón de utilidades en trabajos de campo, desde detectar tuberías detrás de una pared hasta ver más allá de nubes de humo.

Lo peor del S60 probablemente son sus especificaciones internas, que podían haber sido algo más decentes. Integra un procesador Qualcomm Snadragon 617 de ocho núcleos con 3GB de RAM y 32 de almacenamiento. La batería es muy decente para su procesador y tamaño de pantalla (3.800 mAh), y también cuenta con GPS, Glonass, ylsistema operativo Android Marshmallow. El Caterpillar S60 sale a la venta a finales de 2016 con un precio de 599 dólares o 649 euros. Lo podremos ver más a fondo en este Mobile World Congress. [Caterpillar]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)