Lo de los retrasos en videojuegos ha pasado de ser la excepción a seer la norma. Y una norma increíblemente molesta. El último en hacer gala de ello ha sido Quantum Break, el título desarrollado por los creadores de Alan Wake y que no llegará (si no se retrasa aún más) hasta 2016.

Las razones, al menos oficialmente se debe a no saturar aún más el portfolio de lanzamientos previsto para lo que queda de año, en el que se incluye Halo 5, Rise of the Tomb Raider, Fable Legends y Forza Motorsport 6. Toca esperar. [via Game Informer]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)