Censuran un vídeo de un juego de zombies por mostrar un suicidio. Ha ocurrido en Australia, donde el organismo encargado de supervisar la publicidad en ese país, el Advertising Standards Board, ha considerado que el anuncio del juego Dead Island: Riptide utiliza "imágenes que son altamente sugestivas de suicidio". El vídeo, que puedes ver aquí, no se mostrará en televisión en Australia.