Se estima que una de cada ocho personas en el mundo viven en chabolas, en barrios de extrema pobreza, eso que en Brasil tiene hasta nombre propio: favela. Aunque polémica, la práctica del "turismo de chabolas" se ha convertido en una forma popular para los turistas de acercarse a la pobreza. Pero, ¿por qué visitar un barrio pobre de verdad cuando simplemente puedes alojarte en un complejo de lujo que se parece a uno de chabolas?

El Emoya Luxury Hotel and Spa, cerca de Bloemfontein, en Sudáfrica, ofrece lo que ellos llaman Shanty Town, una docena de chabolas hechas de madera y chapa que, según ellos, es el lugar perfecto para tu reunión de empresa o aniversario de boda. Si la idea hasta aquí parece surrealista y desafortunada, es aún mucho peor. Los responsables del resort se han esmerado en recrear la vida en un barrio pobre, pero sin las molestias del crimen, las enfermedades o la falta de higiene. "Ahora puedes experimentar alojarte en una Shanty dentro del entorno seguro de una reserva privada. ¡Esta es la única Shanty Town en el mundo equipada con calefacción y WiFi!".

Para aquellos que les preocupe que la calefacción o el WiFi hagan que la experiencia no sea tan auténtica, no hay problema. Shanty Town es más realista todavía porque han instalado aseos fuera de las casas; animan también a los huéspedes a calentar el agua en hogueras callejeras.

Las habitaciones te costarán 82 dólares la noche, es decir, más o menos la mitad del salario mensual promedio en Sudáfrica.

El lugar cuenta en Trip Advisor con opiniones de visitantes, y hay de todo. Un huésped califica la experiencia de "auténtica", e incluso disfrutó de una barbacoa bajo las estrellas al lado de su chabola; otro avisa que las casas no ofrecen una buena calidad-precio. "Ni se te ocurra alojarte en Shanty Town. Por el precio puedes quedarte en un bed & breakfast de lujo". Bienvenidos al "turismo" del siglo XXI. [This Is Africa vía Urbanphoto]