Los mensajes de texto en Japón son como los habitantes de cierto pueblo cinematográfico, que unos días van con foto, y otros días huelen bien. Chatperf es la enésima intentona de traer aromas al mundo de la tecnología, algo que ya desde el primer Smell-o-vision es una idea que arroja bastantes sombras de duda. La diferencia es que ChatPerf es un sistema portátil para smartphones y tablets.

El accesorio se conecta a la base del teléfono y funciona como un quemador de esencias electrónico, generando soplos de olor por temperatura. Los cartuchos de aroma son reemplazables y la idea es comercializar cartuchos capaces de lanzar diferentes aromas.

De momento la compañía sólo ha desarrollado un prototipo para el puerto de 30 contactos de los antiguos iPhone, pero está trabajando en versiones para terminales Android. La idea es que una aplicación controle las descargas de olor para avisarnos, por ejemplo, de la llegada de mensajes de un contacto determinado. Mucho nos tememos que este es uno de esos inventos que jamás saldrá de Japón, aunque las dos jóvenes que lo están probando en el vídeo parecen realmente entusiasmadas [Vía Engadget].