Es la última medida de China para controlar aún más el contenido que sus ciudadanos ven y suben a Internet. A partir de ahora los usuarios chinos tendrán que utilizar sus nombres reales cada vez que quieran subir imágenes a las páginas chinas de vídeo. La medida fue anunciada por el organismo oficial supervisor de los medios de comunicación, la State Administration of Press, Publication, Radio, Film and Television (SARFT).

Según el comunicado oficial de la SARFT, la medida se ha puesto en marcha para "prevenir que el contenido vulgar, las formas artísticas básicas, la violencia exagerada y los contenidos sexuales en vídeos de Internet tengan un efecto negativo en la sociedad", explica Reuters.

Advertisement

Dos de las grandes páginas de vídeos online en China, Youku Tudou y Renren, serán las principales afectadas por la medida. Ambas permiten a los usuarios subir vídeos online. YouTube, igual que Facebook o Twitter, no está accesible desde China, a no ser que se utilice una VPN.

Con más de 428 millones de usuarios al mes, las páginas de vídeo chinas son una de las principales fuentes de información y entretenimiento para sus ciudadanos. Ahora, con la exigencia de utilizar nombres reales (que tendrán que verificarse en el proceso de registro con el número nacional de identidad de cada persona) es muy probable que de la censura activa del gobierno se pase además a la auto-censura de los usuarios a la hora de subir contenido. Aún así, difícil, por no decir imposible, ponerle puertas a Internet. Incluso en China. [vía Reuters]

Foto: Shutterstock / Andersphoto