Imagen: Xinhua News Agency

Si pensabas que el ingenioso autobús elevado que circulaba por las redes sociales no pasaría de aquella idea conceptual es porque no sabes lo rápido que pueden ir algunas cosas en China. La ciudad de Qinhuangdao, al este de Pekín, ya tiene en pruebas el primer autobús que viaja por encima de los coches.

¿O es un tren? El gigantesco TEB-1 (de “Transit Elevated Bus”) mide 22 metros de largo por 7,8 de ancho y se eleva 4,8 metros. Tiene una capacidad máxima de 300 pasajeros, pero puede engancharse a múltiples vagones para transportar hasta 1.200 personas. Ese detalle y el hecho de que se desliza sobre raíles lo convierten en el cruce perfecto entre bus y tren.

Y en realidad funciona como un metro (que, en lugar de ir bajo tierra, va por encima del tráfico). Los pasajeros se suben desde plataformas elevadas a un lado de la carretera y los coches lo atraviesan como si fuera un túnel.

Advertisement

La primera versión del TEB todavía no está lista para circular: las autoridades de Qinhuangdao lo están probando en una pista de 300 metros de largo, con giros limitados y pocos desafíos de tráfico. Cuando entre en servicio, el TEB recorrerá la ciudad a más de 60 kilómetros por hora.

Podría estarlo en un año. Es una idea ambiciosa, pero una sola flota de estos autobuses puede ahorrar cientos de millones de dólares en trenes subterráneos o elevados como soluciones para aliviar la congestión vial, que en China es un problema especialmente preocupante. [Xinhua News Agency]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.