Diez años, ese es el razonable plazo que se ha puesto China para poner en órbita su propia estación espacial. Una vez terminada, la base en baja órbita podrá acoger a seis astronautas en estancias cortas, y a otros tres para conducir experimentos de largo recorrido.

La estación espacial china o CSS está compuesta por un módulo principal de 18 metros de longitud a cuyos lados se unirán otros dos módulos para acoger laboratorios. La Agencia Espacial China ha hecho el anuncio oficial de la fecha prevista para poner en órbita su estación en el marco del Congreso Internacional de Astronáutica, que este año se celebra en Pekín.

Advertisement

Antes de que llegue esa fecha, China tendrá que llevar a cabo varios lanzamientos intermedios para perfeccionar sus sistemas de soporte vital renovable, y los mecanismos para repostar combustible en órbita. Para ello, la agencia de ese país lanzará el laboratorio orbital Tiangong 2 dentro de dos años. China ha comentado que, cuando esté terminada, su estación espacial está abierta a astronautas de cualquier otra nacionalidad. [BBC News]

Foto de portada: Pruebas del módulo Tiangong-1 / AP Images

Diagrama de la estación: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons