La Luna, relativamente olvidada en los designios de la carrera espacial desde que el hombre pusiese pie en ella por primera vez durante los años 60 y 70, vuelve a ser objeto de atención. Rusia quiere enviar humanos allí en 2029 y China acaba de anunciar que va a explorar su cara oculta, esa que nunca vemos, en 2018.

El anuncio no ha pillado a muchos por sorpresa, en septiembre ya hablamos de las intenciones del país asiático al respecto aunque en aquella ocasión la fecha era algo más difusa: “antes de 2020". La exploración se llevará a cabo con la sonda Chang’e 4. Antes que ella, las sondas Chang’e 1 en 2007 y Chang’e 2 en 2010 habían explorado diversos aspectos de nuestro satélite. Chang’e 3 se convertía en 2013 en el primer robot en pisar la luna desde 1976 y además envió imágenes.

Advertisement

Advertisement

Las intenciones con Chang’e 4 son muy similares: alunizará en la cara oculta, llevando más carga y mejor equipamiento que Chang’e 3 y además se dedicará a explorar la geología y las particularidades de la Luna. Esta es una de las fotografías que tenemos del lado oculto. [vía Reuters]

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)