Warcraft puede no haber recibido buenas críticas. Incluso es posible que no sea una buena película, pero nada de eso ha importado en China, donde el debut cinematográfico de la popular franquicia de videojuegos ha batido récords. Aún es pronto para confirmarlo, pero puede que gracias a China tengamos un Warcraft 2, y esa sí es una noticia estupenda.

En su momento, escribí que Warcraft es una colección de oportunidades perdidas y me reafirmo en esa opinión. Desde el punto de vista estético y técnico la película puede ser sólida, pero la historia que hay debajo de todo ese CGI es tibia y aburrida, y los diálogos son perfectamente olvidables. Desde un punto de vista estrictamente fílmico ni es una buena película, ni tampoco me sentí identificado como jugador.

Advertisement

-Si todos pensaran como tú, no harían nunca ninguna secuela de nada.- Me reprochaba nuestro compañero Eduardo Marín. Afortunadamente, hay millones de espectadores tan entusiastas como él, y gracias a ellos la posibilidad de una secuela del film está un poco más cerca.

Warcraft: el origen es una película de 160 millones de dólares. En la taquilla de los países donde ya se ha estrenado ha recaudado alrededor de 75 millones hasta la fecha. Está muy lejos de lo que ha costado, y la previsión de ingresos en Estados Unidos, donde se estrena el día 10 de junio es de solo 25 millones de dólares. A la luz de estos datos, la posibilidad de una secuela o de una saga de películas parecía lejana.

En su primer fin de semana, China ha despejado las dudas sobre el futuro de la franquicia con la aplastante cifra de 46 millones de dólares en un solo día. Si contamos el fin de semana de su estreno, el film se aproxima a los 90 millones. Es el estreno más abultado de la historia en el país, muy por encima de Avengers: Age of Ultron, que arrancó con 28,3 millones de dólares.

A falta de lo que recaude en Latinoamérica parace seguro afirmar que la película ha asegurado unos ingresos suficientes como para que alguien se interese en hacer una secuela. Es una noticia excelente porque, aunque Warcraft: el origen no me gustó, amo los juegos y creo que el universo creado por Blizzard se merece una segunda oportunidad en la gran pantalla. [vía Variety y Box Office Mojo]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.