Imagen: Lanski / Shutterstock

Si eres usuario de Chrome, puede que estés familiarizado con el problema. Estás rellenando un formulario web; casi has terminado. Le das a la tecla de retroceso para corregir algo, el cursor no estaba donde tenía que estar y ¡zas! el navegador vuelve a la página anterior y lo pierdes todo. Bien, eso ya no va a volver a pasar.

La pérdida de datos es especialmente dolorosa cuando el texto era de varios párrafos, por ejemplo para actualizar un foro o los comentarios de un blog. No creas que eres el único al que le ocurre esto: según estadísticas oficiales del proyecto Chromium, un 0,005% de las páginas vistas de Chrome proceden de usuarios que han presionado accidentalmente la tecla backspace en un formulario web (y, en total, sólo un 0,04% del total de páginas vistas son de cargar la página anterior mediante esa tecla). La solución, tras años de quejas de la comunidad, es eliminar el atajo de navegar hacia atrás con la tecla retroceso.

Advertisement

Los usuarios que estaban más acostumbrados al atajo no están muy contentos con el cambio: “¿estáis diciendo que las únicas opciones que quedan son alt-izquierda (una combinación de dos teclas que me obligan a mover la mano del ratón hacia el teclado y luego traerla de vuelta) y el botón atrás de la Omnibox (para el cual tengo que mover el cursor a través de casi toda la altura y anchura de mi pantalla y después traerlo de vuelta)?”. Es un buen punto.

En cualquier caso, Google está a tiempo de retractarse. El cambio es experimental y no ha llegado aún a la versión estable de Chrome: sólo puede verse reflejado en Canary, la versión para desarrolladores que recibe antes de tiempo todas las actualizaciones. Los responsables de Chrome aclaran que el cambio se podrá controlar a través de chrome://flags/ , por si hubiese un estallido de quejas. [Chromium vía Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.