Los equipos con Windows llevan años ya incorporando pantallas que superan la resolución 1080p. La mayor parte de aplicaciones se ha ido adaptando a estas nuevas resoluciones con una notable excepción: Chrome. El navegador de Google por fin ha lanzado una actualización que da soporte a las pantallas más nítidas.

El parche llega bastante tarde. La versión OSX del navegador tardó apenas un mes en adaptarse a las pantallas Retina Display de los MacBook Pro. En sistemas Windows, el mismo cambio ha tardado casi dos años en llegar.

Los que uséis Chrome bajo Windows en pantallas de, por ejemplo, 2560 x 1440 píxeles, notaréis el cambio especialmente en la nitidez de los textos. Chrome 37 ha integrado una API denominada DirectWrite que fue creada por Microsoft nada menos que en 2007 para Windows Vista. Directwrite mejora mucho la manera en que se muestran los textos en resoluciones superiores a 1080p. La actualización también trae otras novedades como una nueva interfaz para la gestión de contraseñas. [vía The Next Web]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)