En 1934 dos científicos llamados Gregory Breit y John A. Wheeler plantearon la posibilidad teórica de que la luz pudiera ser convertida en materia. 80 años después, la carrera por probar esa teoría ha llegado a algo palpable. Físicos del Colegio Imperial de Londres han descubierto un método para llevar a cabo esa transformación que parece casi cosa de alquimia.

Lo que Breit y Wheeler proponían era relativamente simple en la teoría. Se trata de hacer colisionar dos fotones para crear un electrón y un positrón. Ambos investigadores ya explicaron que no esperaban ver esa teoría llevada a la práctica. De hecho, y pese a que llevamos unos años colisionando partículas, nunca se había observado el choque de fotones en laboratorio.

Un reciente estudio publicado por los físicos del Colegio Imperial de Londres en la revista Nature Photonics sugiere precisamente eso: un método viable para transformar los fotones en esas partículas elementales de materia, y todo con tecnología que ya está disponible actualmente.

Advertisement

El experimento que proponen en el estudio consiste en utilizar un láser de alta potencia para acelerar los electrones hasta velocidades justo por debajo de la velocidad de la luz. Ese haz se hace colisionar entonces contra una lámina de oro. El resultado es un haz de fotones mucho más potente que el de la luz visible. En otra parte del experimento, se utilizaría otro láser de alta potencia, disparado dentro de una cámara de oro denominada Hohlraum, para crear un campo de luz similar a la que producen las estrellas. Se supone que, al chocar ambos haces de fotones, se podrían generar electrones y positrones.

El resultado define, en esencia, un colisionador de fotones. Su construcción permitiría ahondar en la investigación de los primeros instantes del Big-Bang, así como desentrañar nuevas claves que expliquen algunos fenómenos astronómicos como los rayos gamma astronómicos. [vía Colegio Imperial de Londres]

Foto: Modelo de Hohlraum utilizado en el Laboratorio Nacional de Ignición, en Estados Unidos. [vía Wikimedia Commons]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)