Da igual lo avanzados o rápidos que sean, nuestros chips actuales sólo pueden mover información en dos dimensiones pero la situación podría cambiar en pocos años. Investigadores de la Universidad de Cambridge han conseguido crear los primeros microchips en los que la información puede viajar también en una tercera dimensión.

El avance, publicado en la revista Nature de este mes, podría revolucionar el mundo del almacenamiento de datos, permitiendo construir chips de memoria de mucha mayor capacidad. Para demostrar la nueva técnica el equipo responsable del proyecto ha utilizado unos chips conocidos como "spintrónicos" que almacenan la información de acuerdo al spin de los electrones en lugar de en un valor de carga eléctrica, como hacen los actuales. 

Advertisement

En este caso concreto se trata de un chip de varias capas de cobalto, platino y rutenio. El cobalto y el platino actúan como almacén de la información y el rutenio como "mensajero", moviendo la información entre las diferentes capas. Usando un láser para comprobar las diferentes capas y campo magnético alterno los investigadores fueron capaces de detectar la información escalando entre diferentes capas del chip.

Aunque se han intentado crear microchips tridimensionales con anterioridad en la práctica funcionaban como modelos bidimensionales apilados. Esta es la primera vez que un chip de estas características es capaz de mover la información entre las diferentes capas. "Tradicionalmente tendríamos que usar una serie de transistores para poder conseguir un efecto similar, ahora lo podemos hacer simplemente combinando unos pocos elementos. Cada uno de los "escalones" de nuestro chip es de sólo unos átomos de grosor. Es impresionante la precisión que podemos conseguir gracias a las técnicas de nanotecnología", aseguran los responsables del proyecto. [Universidad de Cambridge]