La compañía española imasD ha presentado hoy un ambicioso proyecto: comercializar la que ellos llaman la primera tableta modular, 100% personalizable módulo a módulo. No empezarán a fabricarla hasta mayo de 2014, pero ya lo puedes reservar en esta web, escogiendo qué quieres y no en el producto final, desde el sistema operativo a los megapíxeles de la cámara.

La idea es sencilla y a la vez poderosa. Algo muy parecido a lo que Motorola quiere hacer con Project Ara en smartphones, o la china Xiaomi con Magic Cube, pero aplicado a tabletas.

Partiendo de una placa base única y un tamaño de pantalla de 10,1 pulgadas, podemos ir configurando lo que queremos añadir componente a componente: memoria RAM, almacenamiento, procesador (gama Samsung Exynos o Allwiner), módulos WiFI, de datos (3G/4G), Bluetooth, GPS, cámara, resolución de pantalla... así hasta más de una docena de componentes que irán subiendo el precio final más o menos dependiendo de lo que escojamos. La tableta se puede configurar incluso con Android, Tizen o Ubuntu Touch.

Advertisement

Puedes probar por ti mismo en su página. En la configuración de arriba, por ejemplo, el precio final del equipo es de 484 euros (660 dólares) para unas especificaciones por encima de la media del mercado ahora mismo. Aunque eso es sobre el papel. Habría que probarla a fondo. Debajo un vídeo de la compañía explicando el proyecto:

imasD, con sede en Valencia (España), asegura que le ha costado más de 2 millones de euros desarrollar la idea. En colaboración con diversas firmas de electrónica e ingeniería, entre ellas Samsung, que aporta los semiconductores y las pantallas, espera comenzar la fabricación en mayo.

La firma asegura que el objetivo es llegar al consumidor final, pero parece complejo. Dado el tamaño y visibilidad de la firma, los primeros clientes apuntan más a compañías con necesidades concretas para sus empleados, distribuidores de electrónica y entusiastas de la informática clónica. De hecho la distribución y entrega de las unidades se realizará a través de pequeños comercios de informática. imasD asegura que tiene u objetivo de vender 150.000 unidades en el primer año.

Sponsored

Más allá de la proyección internacional o no del proyecto, la idea en sí tiene todo el sentido del mundo. Si los todopoderosos Google y Motorola ya están trabajando en smartphones modulares, ¿por qué no aplicar la misma lógica a las tabletas? [vía imasD]