Google finalmente lanzó la nueva versión de Android 7. Nougat para los dispositivos de la familia Nexus (y el Pixel C). Sin embargo, dependiendo de donde estés y de cuál sea tu dispositivo, la actualización tardará un poco más en llegarte. No obstante, hay formas (oficiales) para conseguirlas ahora mismo, aunque no sin un poco de riesgo.

Personalmente soy una de esas personas que parecieran recibir las actualizaciones de Android después de todos los demás, incluso teniendo un Nexus. Por ello hace meses decidí formar parte del “programa de desarrollo (beta)” del sistema operativo para recibir las actualizaciones (y sus novedades) antes que nadie; incluso antes de que saliera para todo público.

Advertisement

Sin embargo, si quieres hacer esto debes recordar antes de nada que lo que instalarás en tu móvil o tablet será una versión de prueba, aún en desarrollo, por lo que puede contar con fallos menores y alguno que otro reinicio brusco (en las versiones más “verdes”). Si aún así deseas hacerlo, puedes registrarte con tu cuenta de Google/Gmail en la página web del “Programa de Betas de Android”, seleccionar tu dispositivo y unirte al programa. Una vez lo hayas hecho, obtendrás las instrucciones necesarias para recibir por primera vez la versión de Android Beta más reciente, que hoy en día se trata de Android Nougat.

Otra forma de actualizar ya mismo a Android 7.0 tiene que ver con instalar la imagen de fábrica del sistema operativo de manera “forzada” usando algunas líneas de código en tu ordenador.

Sponsored

Advertencia: si no tienes idea de cómo se hace el proceso ni tienes experiencia previa modificando tu Android o instalando ROMs personalizadas recomendamos no hacerlo, para evitar daños en tu dispositivo. Y si tienes experiencia recomendamos hacer un respaldo de todos tus archivos y documentos antes de proceder.

El proceso es bastante directo, y en Android Central lo explican al detalle. En primer lugar tienes que instalar en tu ordenador las herramientas necesarias para la instalación, después activar la depuración por USB, desbloquear el bootloader y finalmente instalar la imagen de fábrica usando algunas pocas líneas de código en tu ordenador. Eso sí, de nuevo, recomendamos respaldar todo antes de proceder con esto, para evitar problemas. [vía Android Central]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.