Sony publicó la semana pasada la actualización 4.45 del software de la PS3 y causó un pequeño caos. Tras instalarla, muchas consolas se quedaron congeladas en la pantalla inicial sin posibilidad de hacer otra cosa. Hoy Sony ha publicado la actualización 4.46. Si no te bajaste la anterior, deberías poder actualizar ahora sin problema. Pero, ¿qué hacer si fuiste uno de los desafortunados a los que la PS3 se le quedó fuera de combate?

Básicamente tendrás que bajarte la actualización 4.46 utilizando un PC y pasarla a una memoria USB con al menos 168 MB de espacio libre para luego poder actualizar con ella la consola. Muy sencillo. Sony tiene todas las instrucciones por aquí.