Cientos de miles de personas se han comprado hoy un iPhone 5S o 5C. Otros tantos lo harán dentro de poco cuando salgan a la venta en el resto de países en todo el mundo. Cuando lo tengas entre manos, surgirá la pregunta: ¿y ahora qué? Tanto si es tu primer iPhone como si repites, ahí va una completa guía para configurarlo a la perfección y sacarle el máximo partido.

Lo primero, la batería

Como con cualquier otro smartphone, cuidar la batería es imprescindible para que te dure todo el día o más. Hay unos cuantos trucos para conseguirlo, pero las claves son tres:

  • Deja que el móvil se descargue al máximo solo una vez, en su primer uso tras comprarlo, para calibrar bien la batería.
  • De ahí en adelante, cárgalo siempre que puedas. Las baterías de iones de litio (Li-Ion), pese a los mitos, no se estropean si las cargas cada poco, siempre que tengas la oportunidad.
  • No dejes que el móvil se caliente.Es la mejor forma de malgastar batería. Nada de luz directa del sol, por ejemplo.

Un vistazo rápido al iPhone

Todos los botones del iPhone 5S y 5C son los mismos que en modelos anteriores. Y si no has tenido antes un iPhone, será sumamente rápido y fácil acostumbrarte. Pero ahí va un mapa rápido de situación de dónde está cada cosa.

Advertisement

Hay un par de cambios respecto a modelos anteriores. Por ejemplo, el 5S tiene un sensor de huellas dactilares en su botón de inicio y el 5C (por si no te habías dado cuenta), es colorido y con carcasas de plástico (policarbonato, en plan fino). Poco más.

Lo más novedoso que verás de hecho no está en el hardware, sino en el software, en iOS 7. Sobre eso hablaremos un poco más adelante.

Enciéndelo, sincronízalo

La parte más fácil de comprar un iPhone es activarlo. Pero que haga exactamente lo que quieres lleva un poco más de tiempo.

Advertisement

Lo primero que verás cuando lo enciendas será el Asistente de Configuración, que te guía por el proceso de personalizar el móvil. Ahí escogerás tu red WiFi, crearás o entrarás tu Apple ID, configurarás iCloud y decidirás si quieres activar la función de Find my iPhone (merece la pena) y los servicios de localización (probablemente también). Pero tranquilo. Siempre podrás cambiar todo luego.

Luego viene lo divertido: rellenar tu móvil con todos tus contactos, cuentas de email, música, películas y series que tenías en tu antiguo móvil o que quieras añadir por primera vez. Esto lo puedes hacer de varias formas.

  • De la forma tradicional: si ya tenías un iPhone, todos tus contactos, aplicaciones y configuración ya están almacenados en iTunes en tu portátil u ordenador. Lo único que tienes que hacer es descargar la última versión de iTunes si no la tienes todavía. Luego conecta el teléfono al ordenador con el cable Lightning y empieza a sincronizar.
  • De la forma moderna: la otra opción es simplemente sincronizar tu iPhone utilizando iCloud. Cuando lo estés configurando, necesitarás conectarlo a una WiFi y seleccionar si quieres configurarlo como un nuevo equipo, si quieres restaurar tus datos de backup en iCloud, o si quieres restaurar desde iTunes. Si seleccionas uno u otro, solo tienes que teclear tu Apple ID, el teléfono se reiniciará y listo, todo estará en su sitio.

Si ya utilizas iTunes, recuerda que sincronizará todo lo que tengas en tu cuenta por defecto. Para ser más selectivo puedes escoger el modo manual simplemente haciendo clic en el icono del iPhone que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla. Vete al final de la página de opciones y selecciona Sincronizar solo las canciones y vídeos seleccionados.

Esto es especialmente útil si tienes una gran librería de música o vídeos. Los controles son lo suficientemente detallados de forma que puedes excluir o no artistas concretos, discos, géneros etc. Vaya, no tienes que ir haciendo clic canción por canción. Para ahorrar espacio en vídeos, puedes optar por la opción de definición estándar en lugar de la HD.

Desde Android

Si cambias a un iPhone desde Android, la mala noticia es que no hay forma de portar las aplicaciones desde Android a iOS 7. Hay que reinstalarlo todo desde el principio. En el caso de que tengas aplicaciones compradas, antes de gastar tu dinero otra vez, envíales un e-mail a los dueños de la aplicación explicándoles el caso. Puedes tener suerte y quizá te extiendan la licencia de un sistema a otro.

Advertisement

En cuanto a los contactos y calendario, la mejor forma de hacerlo es importando ambos elementos desde tu cuenta de Gmail. Si no tienes estos datos en la nube de Google sino en la memoria del teléfono, empieza por subirlos a Gmail. Para ello basta con que exportes los contactos a un archivo, copies ese archivo en un ordenador, abras Gmail y los importes a tu cuenta.

En cuanto a los archivos multimedia, si los tienes ya en nube mediante algún servicio online, lo mejor es que los dejes ahí y simplemente instales la aplicación correspondiente a ese servicio. Si son archivos locales, la mejor forma es pasar por iTunes. Prepárate para un largo trabajo por delante.

Hazte con las mejores apps

Puedes descargarte apps directamente desde el App Store preinstalado en el iPhone o desde iTunes. Las que vienen por defecto en el iPhone son bastante buenas, pero puedes echar un vistazo a algunas de las primeras que se han actualizado a iOS 7 y seleccionar las que más te gusten.

Elimina los datos de tu antiguo iPhone

Esto es importante. Si tenías antes un iPhone antiguo y lo vas a vender, necesitas borrar todos los datos del móvil y, además, hacer que no reciba más iMessages. ¿Cómo?

Advertisement

Lo primero, tienes que quitar tu tarjeta SIM. Luego, vete a Ajustes > Mensajes > iMessage y a Desactivar iMessage. Esto hará que dejes de recibir mensajes en tu antiguo móvil incluso después de haber eliminado todos tus datos.

Por último, vete a Ajustes>General > Restablecer > Borrar contenidos y ajustes. Ahí puedes eliminar todo tu contenido y vender tu iPhone si problema o dárselo a tu mejor amigo sin preocupaciones.

Sácale partido a iOS 7

Recuerda, no solo has comprado un nuevo iPhone, también tienes entre manos un nuevo sistema operativo: iOS 7. Para sacarle el máximo partido, puedes leer nuestro análisis a fondo, ver cómo esconder las aplicaciones que vienen instaladas por defecto, eliminar algunas de sus funciones más molestas (que las tiene) o asegurarte de que no tienes problemas con algunos de los primeros fallos de seguridad.

Listo para disfrutar de tu iPhone 5S o 5C. Si hay detalles importantes, trucos u otras recomendaciones que nos hayamos dejado, cuéntanos en los comentarios.