Imagen: Albert Domasin / Wikipedia

Cuando descubres que hay wifi en el avión, pasas inevitablemente por un viacrucis de tres fases: 1) Dios mío, hay wifi en el avión; 2) Dios mío, qué cara es la wifi del avión; 3) Dios mío, qué lenta es la wifi del avión.

Hay un motivo por el que la conexión a Internet de los aviones es lenta, sale muy cara y tiene un montón de servicios capados: la comparten decenas de pasajeros de los distintos aviones que pasan por un mismo espacio aéreo, y además está diseñada especialmente para los viajeros de negocios —que pagan por trabajar con ella y después envían la factura a sus empresas.

Advertisement

Advertisement

Para los que no contamos con el comodín de los gastos de empresa, existe una suerte de Robin Hood del siglo XXI que nos enseña a hackear este tipo de redes para saltarnos sus pasarelas de pago y poder navegar gratis, sin ningún tipo de límites. Hablamos de someguy1, que en un post de SCS Security describe dos métodos para usar gratis la wifi de los aviones.

En primer lugar, necesitarás que la wifi sea de Gogo. Pero no te precoupes, es uno de los proveedores más habituales (tendrás suerte en los aviones de Iberia, AeroMexico, Delta, Virgin, United, British Airways, Aer Lingus...).

Para usar el primer método, el más sencillo, necesitarás también un iPhone. Si cumples con esa condición, sigue estos pasos desde el teléfono:

Sponsored

  1. Conéctate a la wifi de Gogo
  2. Ve al catálogo de Gogo Movie (gratuito o de pago, no importa porque no vas a pagar nada)
  3. Elige una película. El sistema te enviará a una página para descargar la aplicacion de Gogo
  4. Introduce el captcha para acceder a la aplicación
  5. Dale a enviar
  6. ¡No cierres el navegador! Abre una pestaña nueva y podrás empezar a navegar por la web. Si dejas la ventana de autenticación activa, conservarás su cookie de autenticación y podrás navegar tanto como quieras. Una vez que cierres la ventana del navegador, perderás tu sesión

Hay otro método, mucho más complicado, que requiere que tengas un VPS o tu propio servidor doméstico con acceso a Internet. someguy1 descubrió que la red local de Gogo tiene tres puertos conectados a Internet: el 443 (https), el 53 (usado por los DNS) y el 3128, tu acceso gratis a Internet. Pero tienes que saber utilizar SSH, de lo contrario te sonará todo a chino:

Advertisement

Pude conectarme por SSH a mi VPS mediante el puerto 3128, ¡bingo! El proxy no estaba inspeccionando el tráfico de ese puerto, así que envié el siguiente comando de SSH para crear un proxy SOCKS5 en mi máquina:

ssh -D 3128 root@VPS.IP -p 3128

Después entré en la configuración de red de mi navegador, activé “usar servidor proxy”, y en “socks” (si te la opción de socks 4 y 5, usa 5) introduje mi localhost y el puerto (127.0.0.1:3128) y lo guardé.

Voilà! Pude navegar gratis durante el resto del viaje de forma gratuita!

Nuestros compañeros de Lifehacker celebran estos días la séptima edición de su Evil Week, en la que comparten trucos como este, con un toque de malicia. Pásate por allí para seguir de cerca su Halloween particular.