Es genial jugar a Pokémon Go andando, pero tal y como ocurría en los juegos originales, tener una bicicleta a mano mejora sustancialmente la experiencia. Vas más rápido, puedes llevar más cosas y se multiplica la diversión. Aquí tienes un detallado tutorial para construir tu auténtica PokéBike.

El viernes pasado, nos juntamos mi grupo de amigos para caminar y conseguir Pokémons y uno de ellos decidió traer su propia bicicleta. “Es una idea genial”, pensé, pero cuando traté de manejar la bicicleta en sí y atrapar Pokémons al mismo tiempo la experiencia fue un desastre. Tenía que sujetar mi teléfono con una mano mientras dirigía con la otra, la mochila me empezó a molestar en la espalda (y yo a sudar) y la batería externa que estaba utilizando para cargar el teléfono amenazaba continuamente con caerse de mi bolsillo. Con todo, estaba decidido a conseguir que funcionase, así que unos días y unos pedidos de Amazon más tarde, la PokéBike había nacido.

Qué necesitarás

Para empezar necesitarás, como es obvio, una bicicleta. Puedes convertir prácticamente cualquier bicicleta en una PokéBike pero recomiendo una Schwinn Loop 7-Speed (o en su defecto una parecida). Es genial como bicicleta multiusos (yo compré la mía para ir a la playa, originalmente) y no es muy cara para ser una bicicleta, en Amazon US aparece por unos $200 dólares. Lo mejor de todo es que se dobla hasta alcanzar el tamaño de una maleta pequeña. Eso significa que puedes meterla cómodamente en el coche y dirigirte hacia nuevas e inexploradas áreas llenas de Pokémons. El coche, el tren, el autobús o incluso un Uber.

Puesto que vas a estar sentado en el aparato durante un tiempo considerable, también recomiendo comprar un sillín diseñado para pedaleos prolongados. El Sunlite Cloud-9 Cruiser Saddle (por unos $24 en Amazon US) es extremadamente cómodo y tiene suspensión interna. Tu trasero de lo agradecerá.

Una vez tienes resuelto el asunto de la bicicleta, lo más importante es establecer que va en los manillares. La idea es poder usar las dos manos y poder ver al mismo tiempo lo que sucede en la pantalla del teléfono. Yo recomiendo o Bestrix Universal Phone Bike Mount ($18) o Ipow Universal Cell Phone Cradle ($13). Escogí Bestrix para mi iPhone 6s Plus, pero ambas son opciones muy sólidas que funcionarán con cualquier teléfono.

Lo siguiente es una bolsa que se ajuste a tu bicicleta para que no tengas que llevar las cosas pegadas a la espalda, dentro puede ir por ejemplo una batería externa. Yo escogí la BicycleStore Mountain Road 7L Rear Seat Bag ($17) porque tiene mucho espacio, es resistente al agua, tiene hueco para un botella de agua y los lados son reflectantes para cuando se haga de noche.

Hasta aquí los ítems más caros, hay otros ítems sin embargo que necesitarás para completar el invento:

Advertisement

Advertisement

  • Cable USB para teléfonos de 2 metros: Lo necesitarás para que te llegue la alimentación desde la batería en la bolsa a tu teléfono en el manillar. El de Amazon Basics cuesta solo $8 dólares, pero hay muchos más.
  • Luces de seguridad para bicicletas: Este combo de $9 dólares viene con un LED para la parte delantera y otro rojo para la trasera. Es fácil encontrar más si no puedes comprar ese. Puedes incluso crear tu propia luz de seguridad que nunca necesita baterías a partir de una dinamo en los pedales o añadir algunas señales hechas por tí mismo, las opciones son variadas.
  • Tiptoes: para asegurar cables y añadir seguridad a la bolsa. En Amazon 150 cuestan $11 dólares pero están en cualquier ferretería.
  • Bolsas de rejilla para almacenaje: Para almacenar enseres a los que te interese acceder fácilmente cuando no quieras estar hurgando en la bolsa trasera. Estos por $8 dólares son perfectos.

Montando todo y preparando la primera salida

Comienza montando la bolsa. Esto debería ser lo primero porque la batería irá ahí. La mayoría de estas se fijan con un par de tiras de velcro, así que debería ser fácil. Si te preocupa su estabilidad porque no se queda muy fija, los zipties deberían hacer aquí su función. Engancha el cable de dos metros USB para tu teléfono y asigna un bolsillo en la bolsa para almacenarlo. Cierra la cremallera asegurándote de que el extremo que va al teléfono sobresale, pero no lo saques del todo todavía.

Engancha ahora el soporte de smartphone a uno de los manillares. Debería ir lo más cerca del centro posible, no es deseable que sea difícil alcanzar los frenos en caso de emergencia. Puesto que en el centro los manillares se unen al cuerpo de la bicicleta, el soporte siempre tendrá que estar un poco hacia la izquierda o un poco hacia la derecha, pero no importa. Yo escogí la izquierda para poder controlar el teléfono con esa mano mientras la derecha, mi mano dominante, lleva la dirección. Una vez el soporte esté colocado, pon el teléfono. Ajústalo de modo que se quede tal y como desees.

Advertisement

Sponsored

Con todo ajustado, coge el extremo del cable USB y comienza a enrollarlo en torno al cuadro de la bicicleta dirigiéndolo hacia el soporte. Colócalo con cuidado usando los zipties y dejando espacio suficiente como para que enchufemos el teléfono, pero no tanto como para que tire accidentalmente de él mientras montas.

Cuando tengas todo listo, engancha las luces de seguridad. La delantera va en los manillares justo en frente de la montura, la trasera debería ir detrás en alguna parte, donde sea más visible, yo puse la mía debajo del sillín. Tras eso, coge otro ziptie y enganchado el manillar, para tener objetos importantes a manos. Yo normalmente tengo una barrita energética, unos cuantos dólares y la llave del apartamento.

Consejos para capturar Pokémon sin peligro

Cuando tengas todo en su sitio, estás listo para capturar Pokémon. Antes de partir, algunas sugerencias para que tus paseos sean mejores (y más seguros):

  • Lleva auriculares o, mejor dicho, un auricular (y no de los que cancelan el sonido). Puesto que montarás a varias velocidades, no es muy buena idea mantener tu cabeza apuntando abajo mirando la pantalla. Es mejor confiar en los sondeos del juego. Coge auriculares, pega solo uno a la oreja y apaga la música el juego. Ahora puedes manejar hasta que oigas el sonido de un pokémon salvaje en las inmediaciones o la campanilla de una Poképarada.
  • Lo mejor es apagar la Realidad Aumentada mientras conduces la bicicleta. El teléfono está montado y eso implica desmontarlo cada vez. La otra opción permite jugar al 100% sin necesidad de sacarlo de la montura cada vez.
  • Recuerda parar cuando estés jugando. No trates de capturar Pokémon mientras te mueves, recoges ítems en las poképaradas o combates en gimnasios. Lo más probable es que te estrelles y acabes herido bien tú o bien alguien ajeno.

La primera vez que me monté en mi PokéBike sentí el mismo nivel de excitación que cuando salía a cazar monstruos de pequeño en mi barrio. Espero que compartas esa misma sensación.