Unos cuantos LED, paciencia y mucha espuma de poliestireno. Esos son todos los ingredientes que ha necesitado un aficionado a los vehículos de radiocontrol llamado Olivier para convertir un cuadricóptero en una réplica bastante fiel del mítico Halcón Milenario de Star Wars.

Olivier ha utilizado láminas de poliestireno (un aislante de construcción) con espesores de 20 y 30 milímetros para ir tallando las piezas. Aunque no es el material más ligero, es muy resistente. El constructor de la nave asegura que, como fuselaje, es perfecto para proteger los delicados motores contra los golpes y las caídas.

Advertisement

La parte más complicada del proceso ha sido calcular un equilibrio de pesos de manera que el cuadricóptero no se incline hacia ningún lado durante el vuelo. Por supuesto, es preciso dejar cuatro huecos para que las hélices cumplan su función pero, por lo demás, es un homenaje perfecto a la nave más rápida en la carrera de Kessel. OS dejamos con un puñado de fotos del proceso. Tenéis la galería completa aquí. [Reddit vía Forbes]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)