Los calendarios de pared en papel tienen un problema: no se actualizan solos. El usuario de InstructablesAlex Pine nos trae un interesante tutorial para aprovechar un viejo monitor que tengamos en casa y convertirlo en un calendario vivo gracias a una Raspberry Pi, y un puñado de componentes más.

Lo que hace Alex Pine, básicamente, es conectar un modulo inalámbrico compatible a una Raspberry Pi (Modelo B) y programarla para que sincronice automáticamente las actualizaciones de Google Calendar que le llegan de la red WiFi.

Advertisement

Por supuesto, hace falta algún tipo de anclaje para fijar el monitor a la pared, algo de bricolaje no electrónico, y hay que proporcionar corriente a ambos dispositivos, pero es un interesante tutorial para aprender un poco más acerca esta versátil herramienta de hardware. [Instructables]