Imagen: Luis Dávila / Unsplash.

La creatividad ocupa un lugar importante entre las cualidades que un padre quiere para su hijo, especialmente de cara al mercado laboral. Pero ¿cómo se cría un niño más creativo? En la última edición del Foro Económico de Davos, tres personas muy conocidas intentaron responder a esa pregunta.

Advertisement

Reunidos en una cabaña de los Alpes suizos estaban Yo-Yo Ma, violonchelista ganador de 18 premios Grammy; Adam Grant, profesor de psicología de la Universidad de Pensilvania y autor del libro Originals: How Non-Conformists Change the World; y Arianna Huffington, fundadora del Huffington Post y de la startup Thrive Global.

Según publica Quartz, la charla se llamaba “Liberar la creatividad para prosperar” y giraba en torno a la idea de que el mundo necesita más niños educados para crear empleos que todavía no existen. Durante la sesión los asistentes les pidieron consejos para criar hijos más creativos.

Advertisement

Ma dijo que la clave era “darles amor incondicional”. Que era importante exponer a los niños a diferentes lugares y múltiples perspectivas a través de los viajes, y que hacía falta fomentar la empatía. “El pensamiento empático conduce a la creatividad; no podemos funcionar sin empatía”, comentó.

Grant recomendó que leyeran más ficción, y respaldó esa sugerencia con un estudio que asegura que los países donde se leen libros infantiles sobre una tarea imposible registran años más tarde un aumento en las solicitudes de patentes. Así, el libro favorito de Elon Musk es El Señor de los Anillos; y el preferido de Jeff Bezos, Una arruga en el tiempo. También sugirió que cambiáramos la frase “eso es creativo” por “eres creativo”, para que la creatividad se convirtiese en parte de la identidad de nuestros hijos.

Huffington dijo que había tratado de facilitar a sus hijas las herramientas necesarias para controlar las desagradables voces que aparecían en sus cabezas para sembrar la duda y el miedo. “Los niños deben saber que todo el mundo tiene estas voces en sus cabezas, y tienen que trabajar para averiguar cómo domesticarlas”. [Quartz]