Hay muchas formas de encender una buena hoguera sin tener cerillas ni encendedor a mano, pero la mayor parte de ellas requieren esfuerzo. Si lo tuyo no es frotar palitos hasta la extenuación, te presentamos una manera sencilla de hacer fuego que solo requiere agua, una bolsa y algo que prenda

El único requisito es que la bolsa debe ser de ls transparente, como las que se usan para envolver el almuerzo o para guardar ese puñadito de chucherías o frutos secos que acabas de comprar.

El primer paso consiste en buscar algo que arda. El material ideal para empezar es polvo de corteza de árbol seca. Para obtenerlo solo necesitamos machacar un poco con un par de piedras.

Advertisement

Advertisement

El siguiente paso es crear el equivalente a un cristal de aumento. Para ello solo hay que llenar la bolsa con un poco de agua y retorcerla hasta formar algo parecido a una esfera. Después solo hay que enfocar la luz del sol sobre el polvo de corteza de árbol.

Poco a poco, vamos quemando el polvo sobre una corteza de árbol y cubriéndolo con más polvo y finas briznas de hierba. Cuando tengamos una buena cantidad de pequeñas ascuas, solo hay que hacer un manojo de hierba seca, echar el polvo encima y moverlo suavemente hasta que estalle en llamas. Aunque es necesario que haya sol, el método tiene la ventaja de que no requiere mucha habilidad ni tener que esforzarnos mucho físicamente. [vía Veritasium]