Es inevitable que en algún momento de nuestra vida nos toque sufrir para encender una cerilla, ya sea porque se desgastó la superficie para raspar y encender o porque se dañó al mojarse o algo por el estilo. Por ello siempre es útil conocer una alternativa de cómo encender una cerilla, como usando una goma elástica.

Porque aunque en el cine y la televisión las hemos visto ser encendidas incluso al pasar por la mejilla de un hombre con lo que yo llamo barba de tres días, esto es básicamente imposible en la vida real (sí, lo intenté alguna vez, pero afortunadamente nadie lo presenció). Este truco requiere de una segunda cerilla y una goma elástica para encenderla: simplemente es necesario hacer un nudo y sujetar firmemente una de las cerillas y estirar la goma hasta que “resbale” de la segunda cerilla y gracias a la fricción rápida la encienda.

Advertisement

Advertisement

¡Pero cuidado! Una de ellas puede salir desprendida volando mientras está encendida, lo cual es bastante peligroso. Y no, no comentaré sobre si esto me sucedió a mi, me niego. [vía MrGear]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.