Todo termina tan rápido que apenas da tiempo a valorar que acabas de alcanzar los 500 Kmh en solo 3,77 segundos. El acelerón es tan brutal que hasta la cámara tiene problemas para seguirlo en este vídeo grabado desde el interior de un bólido para carreras Drag Race.

El automóvil pertenece a Shawn Langdon, campeón de la Asociación Nacional Hot Rod de Estados Unidos (NHRA). La asociación es la principal organizadora de lo que se conoce como carreras de arrancones o de piques (Drag Races en inglés). Son carreras muy cortas y que se desarrollan en línea recta donde el objetivo es lograr la máxima velocidad en el menor tiempo posible. Por si no os hacéis a la idea de la velocidad, os dejamos con el vídeo desde el interior, y otro vídeo de este tipo de carreras desde el exterior. [DonSchumacherRacing’s channel vía Sploid]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)