Es posible volar un avión caza ruso, si tienes el suficiente dinero para hacerlo. Una compañía alquila estos aviones para que los pilotos aficionados sepan lo que se siente volar un avión supersónico de combate, tan alto que casi alcanzan el espacio.

El MiG-29 puede superar los 21.000 metros de altura al volar. Eso es por encima de las nubes, y la compañía MiGFlug permite a cualquiera vivir esta experiencia, siempre que pueda pagar los 18.000 dólares que cuesta el alquiler temporal, y acompañado, de uno de estos cazas.

Advertisement

Nuestros compañeros de Sploid comparten este vídeo en el que, después de alquilar un MiG-29, un aficionado de volar es llevado hasta nuestra frontera con el espacio por un piloto profesional, y luego toma los controles, por un breve momento, del avión, acompañado de una de las mejores vistas del planeta que se pueden disfrutar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)