Imagen: Logitech.

Sabemos que existe un verdadero riesgo de seguridad cuando Mark Zuckerberg se lo toma en serio. Aunque colocar un pedazo de cinta adhesiva es una manera bastante fiable de asegurarte de que nadie te observe a través de tu cámara web sin tu consentimiento, no es necesario depender de un método tan primitivo.

Aquí tienes algunas aplicaciones que pueden asegurarte que no serás espiado.

En primer lugar tenemos Oversight para Mac, desarrollado por un ex-empleado de la NSA llamado Patrick Wardle. La aplicación trabaja en segundo plano buscando cualquier cosa fuera del o común en tu ordenador. Básicamente monitoriza los intentos de acceder a tu cámara web o micrófono, además de buscar amenazas de malware como OSX/Eleanor, OSX/Crisis y OSX/Mokes.

La web de Oversight nos dice que:

Advertisement

Advertisement

“Aunque la luz LED de la cámara web se enciende cada vez que se activa la cámara para una nueva sesión de uso, muchas investigaciones han demostrado que existe malware que se puede infiltrar en esa sesión de Facetime, Skype o Google Hangouts (por ejemplo) y grabar tanto el audio como el vídeo de la llamada sin ser detectado”.

Usar Oversight no podría ser más sencillo. Una vez lo instales estará configurado para iniciar cada vez que enciendas tu Mac, y podrás acceder a él desde el icono con forma de sombrilla. Una alerta te avisará cada vez que tu micrófono o cámara web se activen e incluso te notificará de qué aplicación la está iniciando. Puedes presionar “Bloquear” si es algo que no reconoces.

Para los usuarios de Windows una de sus mejores opciones es Who Stalks My Cam, y la idea es similar. La herramienta se ejecuta en segundo plano mientras tu haces tu trabajo diario sin problemas y te avisará cuando exista algún intento de usar tu cámara web.

Además de bloquear malware Who Stalks My Cam también asegura poder “evitar cualquier proceso de espionaje, inhabilitarlos o desviarlos para que así tus datos y conversaciones estén seguros”, según sus responsables.

Sponsored

Al igual que en el caso anterior la instalación y configuración de esta app es realmente rápida y sencilla. Existe la opción de iniciar la aplicación cada vez que enciendas tu ordenador y puedes acceder a ella a través del área de notificaciones de Windows. Además de bloquear el acceso a la cámara web también lleva un registro de las veces que la uses, lo que puede ser bastante útil para los padres que prestan el ordenador a sus hijos.

Pero si no quieres darle acceso a tu cámara web a ninguna aplicación como esta, bueno, siempre te queda la alternativa con la cinta adhesiva.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.