El pasado 22 de abril se llevó a cabo un acontecimiento histórico para la aviación militar, el primer repostaje de un vehículo aéreo no tripulado. El dron en cuestión es el imponente X-47B, y a continuación puedes ver, en vídeo, todo el procedimiento.

El dron recibió el combustible desde un avión de repostaje modelo Boeing K-707, y el objetivo era simplemente comprobar que sí era factible el repostaje de estos drones, y así marcar un antes y después que permitirá a estos vehículos autónomos alcanzar distancias mucho más largas sin tener que aterrizar para recargar combustible.

Advertisement

En el vídeo se puede ver claramente el momento en que se acopló el sistema de repostaje del dron con la toma de combustible, para luego de llenar su tanque regresar a su base sin ningún problema. El ejercicio fue todo un éxito, y un hito para la aviación militar. [vía Military]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)