La artista japonesa Yoko ha imaginado cómo sería la película de animación de Disney Frozen si la hubiera dirigido Tim Burton con su propio estilo. Ya sabes, enormes ojos, personajes extremamente delgados y cabezas descomunales. Y el resultado bien puede valer su propia película.

Puedes ver más trabajos de Yoko aquí, merecen mucho la pena.