Foto: Alex Cranz / Gizmodo.

Existen muchas razones por las que vas a querer minimizar el consumo de energía de tu ordenador: pagar menos en la factura de la luz, reducir tu impacto en el planeta y, por supuesto, ahorrar batería. Aquí encontrarás todo lo que tienes que hacer para que tu ordenador consuma menos energía.

Cómo ahorrar batería en Windows

Tu primer destino debería ser la pestaña “Inicio/apagado y suspensión” en el apartado de “Sistema” del menú de configuración de Windows 10. Allí podrás configurar cómo quieres que actúe tu ordenador cuando no lo estés usando.

Advertisement

Advertisement

Puedes comenzar seleccionando que la pantalla se apague lo más pronto posible, al igual que el portátil entre en reposo cuanto antes. Después dirígete a “Configuración adicional de energía” para encontrar más opciones: podrás cambiar tu plan de energía o crear uno nuevo.

Después de elegir tu plan selecciona “Cambiar la configuración del plan” y luego “Cambiar la configuración avanzada de energía”. En esta sección podrás controlar incluso la energía que consumen las memorias USB que conectes al ordenador.

Es posible que necesites buscar en la web información al respecto para entender algunas entradas de la lista. Puedes dirigirte al apartado de “Administración de energía del procesador” y en la sección “Estado máximo del procesador” ponerle límites a cuando estás usando la batería del portátil.

Advertisement

Un CPU más lento consume menos energía. Es posible que los resultados no sean tan significativos, pero no pierdes nada con probar.

Advertisement

Por último, puedes usar la opción de “Ahorro de batería”, que claramente no está disponible en ordenadores de escritorio. Puedes activarla cuando quieras haciendo clic sobre el icono de batería en la barra de notificaciones.

Cómo ahorrar batería en macOS

Las opciones de configuración de ahorro de energía en Mac son bastante similares, aunque los menús y ajustes lucen diferente. Si quieres saber qué programas están consumiendo energía en macOS solamente tienes que lanzar la aplicación “Monitor de Actividad” y revisar en la pestaña de “Energía”.

Para acceder a los ajustes de consumo energético dirígete a “Preferencias del Sistema” desde el menú de Apple y selecciona “Economizador”. Aquí encontrarás un montón de ajustes que podrás hacer para minimizar el consumo de energía, y si tienes un MacBook o MacBook Pro contarás con algunas opciones adicionales para cuando estés usando la batería.

Advertisement

Para el menor consumo asegúrate de que la pantalla se apague lo más pronto posible, al igual que los discos duros. También reduce el brillo de la pantalla cuando uses la batería y permite que el ordenador se suspenda cuando pases algunos minutos lejos de él.

En la esquina inferior derecha de este menú encontrarás un botón que dice “Programar”, el cual te permite seleccionar las horas en las que el ordenador se pondrá en reposo porque no estás trabajando. Sin embargo, tu mejor opción es configurar que repose cuando pase algunos minutos sin actividad.

Advertisement

Si posees un MacBook Pro con gráfica dedicada encontrarás una opción llamada “Cambio de gráficos automáticos”. Asegúrate que esté activa para que tu portátil use la gráfica menos potente cuando dependa de la batería.

Otro pequeño ajuste que le puedes hacer a tu MacBook es apagar la luz del teclado. Presiona la tecla F5 para reducir su intensidad hasta apagarlo por completo, o minimiza el tiempo que debe pasar para que se apague en el apartado de “Teclado” del menú de “Preferencias del Sistema”.

Cómo ahorrar energía en cualquier ordenador

Cuando usas tu ordenador cualquier cosa que hagas consumirá energía. Eso quiere decir que deberías reducir la cantidad de programas y pestañas del navegador que uses de manera simultánea.

Advertisement

Advertisement

Puedes ajustar dos cosas básicas para consumir menos energía: reducir el brillo de pantalla y disminuir el volumen de audio.

También debes recordar que todos los periféricos que conectes a tu portátil u ordenador de escritorio consumen energía. Desconectar impresoras, altavoces, disco de almacenamiento externo y monitores adicionales puede hacer la diferencia, incluso cuando tu ordenador está en reposo.

Apagar el Bluetooth y el WiFi también ayuda a reducir el consumo de energía , al igual que lo hace en un smartphone. Si no necesitas estas conexiones es mejor no tenerlas activas.

Advertisement

Por último, tenemos la pregunta de si es mejor apagar el ordenador por completo o mantenerlo suspendido cuando no lo estés usando. Suspender consume poca energía y es muy útil para quienes necesitan mantener sus aplicaciones y archivos a la mano. Por otro lado, apagar el ordenador es lo mejor que puedes hacer para ahorrar energía, solo ten en cuenta el tiempo (y recursos) que tomará volver a iniciar todas tus aplicaciones.

Advertisement

En resumen, si usarás tu ordenador de nuevo en el futuro cercano, ponerlo en reposo es tu mejor opción.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.