El ventilador Dyson Air Multiplier, con su aspecto de portal dimensional a otro plano de existencia más fresquito, parece cosa de magia, pero tiene su truco. Si eres de los hábiles con las herramientas puedes emular uno de estos ventiladores sin aspas en tu propia casa.

Los ventiladores Dyson sin aspas, en realidad sí que tienen aspas, lo que pasa es que están ocultas en la base. El aire que generan pasa a través de una seria de canales que lo difunde por el anillo de la parte superior. Por supuesto, no son tan caros por nada. Los canales internos están diseñados para optimizar el flujo de aire con el menor consumo posible.

Hacer lo mismo en casa sería imposible sin algo como una impresora 3D (y muchos conocimientos sobre aerodinámica) pero sí es posible hacer un ventilador sin aspas y puede ser una buena idea para, por ejemplo, proteger a los más pequeños. Para ello solo hacen falta unas cuantas garrafas de plástico o macetas con el diámetro adecuado, y un ventilador de microondas. También nos valdría uno de CPU si queremos hacer una versión más pequeña.

Advertisement

El método dista mucho de ser sencillo, pero resulta una curiosa manera de entender cómo funcionan estos ventiladores. [vía Rulof Maker]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.