Dos tarjetas de cartón, un poco de teatro y ¡Voilá! de repente aparece un cochecito de juguete al levantar una de ellas. ¿Cómo ha aparecido? La explicación de esta ilusión óptica es un poco más retorcida de lo que parece y la tenéis en el vídeo completo a continuación.

Básicamente, el truco juega con la perspectiva, y utiliza un cochecito programado para seguir la trayectoria de una línea pintada sobre la mesa. Lo siguiente ya es sólo jugar con los tiempos y mover las tarjetas para que el coche siempre esté oculto. Lo que vemos, al final, es lo que nos dejan ver. En el canal de YouTube de Quirkology hay muchos otros trucos visuales con los que asombrar a la familia este fin de año. [Quirkology]