Ilustración: Sam Woolley

Antes que nada, dejemos clara una cosa: Pokémon Go está hecho para caminar. El problema es que donde yo vivo hace unos 40 grados en la calle. Y además, a mí nadie me obliga a caminar; mucho menos un videojuego.

Advertisement

Pero jugar mientras conduces ha demostrado ser una opción extremadamente peligrosa: hemos visto a jugadores estamparse contra los árboles y al menos a dos que se estrellaron con un coche patrulla de la policía, uno en Baltimore y otro en Montreal. Así que, si tienes que ponerte al volante para atraparlos a todos, hay algunas precauciones que debes tomar si quieres evitar chocarte con la policía, cometer un homicidio involuntario o ser un noob en Pokémon Go.

Norma #1: No lo hagas

No lo hagas. Es sencillo: ¡no! Permíteme decirlo de nuevo, por si acaso: NO.

Advertisement

Sé que al menos una o dos personas de las que están leyendo esto pensarán: “¡Ja! Si soy el dios de la multitarea. Tus normas de simple mortal no pueden aplicarse a mí”. Seguro que puedes comerte una hamburguesa con la rodilla mientras te pones maquillaje con el codo y conduces el coche con la barbilla, y seguro que ya lo habías hecho antes. Ése es el problema.

Intenté atrapar un Pokémon estando parado en un drive-thru. Incluso entonces me sentí un idiota cuando no avancé de inmediato porque había un Poliwag a la vista. Aparca en algún lugar donde puedas permanecer estacionado para atrapar un Pokémon.

Pokémon Go requiere toda tu atención. La carretera también requiere toda tu atención. Sí, está el modo de realidad aumentada que te permite ver de fondo lo que hay delante de ti. El problema es que, cuando estás centrado en cazar un Pokémon, no estás prestando atención a esa realidad del fondo.

Es más, esos pequeños cabrones se van moviendo alrededor de ti en el modo AR. Una cosa es dar vueltas por tu apartamento tratando de hacerte con un Pokémon en particular y otra mucho más complicada es hacerte con él mientras conduces. No puedes girar fácilmente sobre el asiento del conductor si el Pokémon esquiva tus pokebolas hacia un lado, y seguirlos con el móvil requiere una cantidad inmensa de tu atención.

Sponsored

Por eso deberías seguir yendo al parque si lo que quieres es conseguir algo en el juego. Y si prefieres disfrutar de los cómodos asientos, el lujoso posavasos y el indispensable aire acondicionado del interior de tu coche, procura no jugar hasta que el vehículo esté estacionado de forma segura y no interrumpa la circulación.

En pocas palabras: si tienes un coche automático, “P” significa “Pokémon”. Si usas transmisión manual, olvídate del juego hasta que tires del freno de mano.

Estacionado y listo para mi siguiente combate.

Norma #2: Echa un vistazo a tu siguiente poképarada

Lo interesante de la interfaz de Pokémon Go es que es un mapa. Puedes ver dónde están los gimnasios y las poképaradas más cercanas antes de llegar a ellas, así que puedes decidir a dónde ir de antemano y conducir hasta allí sin que la aplicación te distraiga al volante.

Advertisement

Advertisement

Busca algunos puntos de interés, anótalos en el teléfono o añádelos al navegador del coche. Después conduce hasta ellos. Te gusta conducir. Cuando vayas a aparcar, hazlo en un lugar seguro y legal. Asegúrate de seguir todas las normas de tráfico y estacionamiento correspondientes, como lo harías normalmente.

Norma #3: Deja el juego abierto, pero silencia y esconde el móvil

Una de las grandes desventajas del juego es que tiene que estar abierto en primer plano para funcionar o registrar esos breves momentos en los que estás viajando a velocidades bajas (más sobre esto más adelante). Eso agotará rápidamente la batería, como sabe cualquiera que haya jugado a Pokémon Go más de 30 minutos.

Afortunadamente, la mayoría de los coches actuales vienen equipados con tomas de corriente, por lo que tu vehículo está inquietantemente bien adaptado para la caza de Pokémon. Una vez que determines tu próxima poképarada, conecta el teléfono, ponlo en silencio y olvídate de él hasta llegar a tu destino. Así tendrás siempre una batería completamente cargada para hacer cosas como conquistar un gimnasio lleno de Magikarps.

Cómo esconder tu teléfono durante la carga

Si eres de ese tipo de persona que siempre se siente tentado por los sonidos del teléfono, escóndelo donde no puedas verlo. Fuera de la vista, fuera de la mente. Si todavía hay alguna manera de oírlo vibrar, apaga esa función también. Si de verdad no tienes autocontrol, mete el teléfono en el maletero.

Advertisement

Creo que el miedo que tenía de convertirme en ese tipo que segó una mediana entera llena de arbustos ornamentales durante una partida de Pokémon Go me ha vuelto un conductor menos distraído. Con el juego abierto, desaparece la tentación de mirar los mensajes de texto en los semáforos. Simplemente no quiero interrumpir el juego o que me descubran usándolo al volante.

Uno de los tantos lugares de interés que descubres en el juego

Norma #4: Olvídate de lo que he dicho y sal a caminar

Siempre ando en busca de atajos, así que, naturalmente, tuve la idea de lanzar el teléfono en el maletero cada vez que saliera a hacer algunos recados o a dar una vuelta para que los huevos Pokémon rompieran el cascarón.

Advertisement

Pero no resultó ser un buen plan. La aplicación iba un paso por delante de esa idea. Después de recorrer unos 48 kilómetros para poner a prueba la idea, apenas sumó un kilómetro para la eclosión de los huevos. Me pregunté qué estaba pasando.

Resulta que hay un límite de velocidad en el que el juego deja de registrar la distancia recorrida. Si bien no pude encontrar el límite concreto en los canales oficiales, una fuente extraoficial afirmó en Quora que la aplicación está limitada a 20 kilómetros por hora, lo que parece bastante verosímil.

Como hay que conducir con seguridad, no te recomendamos pasar el rato a velocidades inferiores a 20 kilómetros por hora en las carreteras públicas. Ten en cuenta que tú mismo quemarías el fusible del claxon si quedaras atascado detrás de algún idiota conduciendo a 20 km/h en una carretera pública.

Aun así vale la pena tener la aplicación abierta y esconder el móvil en el coche, ya que registrará esos breves momentos del trayecto menos de 20 km/h. Pero no esperes que los huevos eclosionen mucho más rápido. Hay maneras más creativas de hacer trampa con esto, después de todo.

Si estás jugando entre coches, asegúrate de que estén estacionados

Mejor aún: haz lo que el juego quiere que hagas, salir y explorar. Conocer los monumentos de tu ciudad. Si tienes un huevo que incubar, conduce hasta un parque que tenga un par de poképaradas en su interior.

Advertisement

Advertisement

Escoge poképaradas que coincidan con otras diligencias que debas hacer. Mi cafetería habitual, por ejemplo, está al lado de un gimnasio Pokémon. Eso es bastante práctico: ya no estoy al volante y es un lugar en el que no me importa pasar el rato.

Una vez que hayas aparcado y atrapado a todos los Pokémon que querías, puedes empezar el proceso de nuevo: elige una nueva poképarada o gimnasio de entre las opciones disponibles, silencia el teléfono, ponlo a cargar fuera de tu alcance y conduce hasta el siguiente destino.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.