Si el término “correo electrónico” ya te suena añejo, espérate a ver cómo se mandaban en 1984. Viene explicado paso a paso en este video, que es un extracto de un programa británico de los 80 llamado Database. El proceso involucra a una Commodore 64, un teléfono a disco y un módem enorme.

Advertisement

El chico que hace la demo insiste en que es todo “muy sencillo”, “extremadamente sencillo”. Lo cual, visto desde el siglo XXI, resulta extremadamente enternecedor. Para mandar un email en 1984:

  1. Desconectamos el cable del teléfono de la toma de teléfono y lo conectamos al módem externo
  2. Conectamos el cable del módem a la toma de teléfono y pulsamos un botón en nuestro gigantesco módem externo para encenderlo
  3. Descolgamos el también gigantesco teléfono y usamos el disco de marcar para conectarnos cómodamente con el servidor
  4. Al oír un tono, pulsamos otro botón en el módem y esperamos a que nuestra computadora Commodore se conecte al servidor
  5. Introducimos la contraseña (1234, por supuesto) y permanecemos a la espera mientras el televisor carga la “web” del proveedor
  6. Accedemos a la página 7776a del servicio (el equivalente a introducir una URL) y escribimos el mensaje a un apartado de correo electrónico
  7. Si todo ha salido bien, el remitente acaba de recibir nuestro correo. Puede almacenarlo pulsando la tecla 1 o borrarlo pulsando la tecla 2

Lo que vemos a través del televisor (literalmente un televisor) es el homólogo ochentero de la página de inicio de nuestro navegador, pero se parece más a un teletexto. La diferencia entre este sistema denominado videotex y el teletexto es que los datos se envían a través de la línea telefónica, lo que nos permite interactuar con una base de datos remota.

En el Reino Unido, el servicio de videotex ofrecido por Prestel fue lanzado en 1979 y llegó a alcanzar 90.000 suscriptores antes de venderse a BT. Es un auténtico precursor de los servicios que se ofrecen hoy por Internet, y de hecho sigue utilizándose —principalmente por las agencias de viajes para buscar el precio y la disponibilidad de los paquetes vacacionales.

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.