Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Hacer gráficos parece tarea fácil, pero hacerlos bien es otro asunto. A veces, un porcentaje mal puesto, no tener en cuenta los rangos de unas barras o saltarse el orden natural de lectura pueden arruinar el objetivo del gráfico, que es que se entienda la información de un vistazo. Otras veces, el autor se entusiasma demasiado metiendo adornos y texturas con espeluznantes resultados. A continuación os ofrecemos varios ejemplos de lo que no hay que hacer a la hora de dibujar gráficos.

Los ejemplos provienen de un interesante Tumblr llamado WTF Visualizations en el que se dedican a la caza y captura, en clave de humor, de errores y aberraciones estéticas infográficas. Merece la pena echarle un vistazo a la página, aunque sólo sea para aprender de los errores ajenos. [WTF Visualizations vía Flowing Data]

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico

Cómo no diseñar (nunca) un gráfico