Hablar de una estantería Expedit de Ikea no supone un problema, pero la cosa cambia cuando de lo que se trata es de un espejo Ifsjorden o de las míticas albóndigas Köttbullar. Si eres de los que gustan de mantener una pronunciación impecable, Ikea tiene para ti una página en la que enseña a pronunciar los, a veces, extraños nombres de sus productos.

La web muestra un puñado de productos del catálogo de la compañía con su nombre. Al pulsar sobre ellos, una agradable voz femenina nos lee la palabra tal como suena en perfecto sueco. No te garantizamos, sin embargo, que vayan a entenderte fuera de Suecia o que la página te ayude a entender como se montan algunos muebles [Ikea in swedish].