Imagen: Narcos / Netflix

Es un secreto a voces: la gente divide sus suscripciones de Internet entre varias cabezas. Por ejemplo, Spotify piensa que en mi apartamento de un dormitorio viven seis personas. Lo mismo ocurre con Netflix. Pero la cosa puede salirse de madre cuando demasiada gente conoce tu contraseña.

Si te ha aparecido el cartelito que dice “hay demasiadas personas usando la cuenta en este momento”, es posible que algún intruso esté chupando del bote sin pagarte. Exnovios, antiguos compañeros de piso, algún hermano aprovechado. ¿Empiezas a sospechar? Hay una forma de desenmascararlo:

  1. Desde la web o la aplicación de Netflix en tu teléfono, abre el menú de opciones y ve a “Cuenta”.
  2. Busca “Actividad de visionado”, dentro de “Mi perfil”.
  3. Ahora dale a “Ver los últimos accesos a la cuenta”.

Llegarás a una pantalla como esta:

Evidentemente, Netflix no te dice “el intruso es tu ex”, pero te da cierta información que puedes repasar para saber si hay alguien más usando tu cuenta. En concreto, la fecha y la hora de acceso, la ubicación (basada en su dirección IP) y el tipo de dispositivo desde el que ha accedido.

Advertisement

Si con estos datos tampoco lo tienes claro, todavía puedes cambiar la contraseña para evitar que otras personas usen tu cuenta sin tu permiso. O lo que es peor: que alguien vea Pasión de gavilanes con tu usuario.