Salvo en esos días complemente despejados las nubes son un elemento ubicuo en cualquier foto o paisaje. La realidad, con todo, es que están llenas de ciencia ¿Cómo se forman? ¿Por qué algunas son planas en su parte inferior? Este vídeo lo explica de manera bastante sencilla e intuitiva.

Básicamente, y aunque no lo parezca, una vez el calor del sol calienta el agua, la evapora y rompe los enlaces entre las moléculas de H2O. El aire forma una especie de globo invisible que rodea a las moléculas de agua en estado gaseoso y comienza a elevarlas.

Conforme aumenta la altitud, sin embargo, baja la temperatura y en un determinado momento las moléculas de agua se recondensan de nuevo formando lo que desde lejos percibimos como una nube.

Advertisement

El punto exacto en el que el agua se condensa hasta llegar a estado gaseoso se llama punto de rocío. Una vez formada la nube, el aire caliente que se encuentra en las capas bajas de la misma tiende a ascender, dejando espacio para que más vapor de agua pase por el punto de rocío y se forme una nube cada vez más grande. Es lo que percibimos, desde el suelo, como un cúmulo.

Todo ese proceso libera energía, que a su vez genera calor, hace que el aire vuelva a subir y se forme una nube todavía más grande. La energía que almacena una nube, incluso las pequeñas, es enorme, el equivalente de 270 toneladas de dinamita. Toda esa energía, unida al tamaño y a zonas de baja presión en la atmósfera son las que luego provocan las tormentas y fenómenos meteorológicos como el granizo.

No hay que confundir la formación de una nube en sí con la formación de la lluvia y de las tormentas. En este caso tienen más que ver, como decíamos, la diferencia de presiones y el aire frío por debajo del caliente que provoca que el agua se condense de nuevo hasta estado líquido, cayendo sobre la tierra en forma de gotas.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)