Los copos de nieve son una de las obras de arte espontáneas más impresionantes de la naturaleza. En su formación están implicados los fractales. Dicho de otro modo, siguen un patrón matemático infinito, como los que pueden encontrarse en una caracola o en el brócoli. Para apreciarlos en todo su esplendor hace falta un microscopio, y pueden tomar varias formas y disposiciones según su grado de cristalización.

Este vídeo repasa, en apenas 20 segundos, cómo se va formando poco a poco un copo de nieve. Puede apreciarse perfectamente la aparición de cada una de las ramas y cómo esta, a su vez, se ramifica en infinitas sub-ramas fractalianas. Matemáticas y naturaleza, la mejor de las combinaciones. [Vía: Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)