Mañana miércoles 12 de noviembre, en torno a las 17:00 CET (las 11 de la mañana en la costa este estadounidense y las 10 en México) la sonda Philae aterrizará contacto con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Será uno de los eventos astronómicos más importantes de la presente generación y nos permitirá obtener fotografías por primera vez en la historia directamente desde la superficie de un cometa, así como averiguar mas acerca de su composición y formación. También será importante para la validación de teorías sobre el origen de la vida en la Tierra.

¿Por qué el 67P/Churyumov-Gerasimenko?

El cometa se formó hace 5.000 millones de años. Su particularidad más importante es que nunca se ha acercado al Sol y por tanto no ha experimentado cambios significativos desde su formación. Dicho de otro modo: es una reliquia llegada directamente desde los inicios de nuestro Sistema Solar.

Un viaje de una década

El largo viaje de Rosetta hasta llegar a su destino comenzó a fraguarse hace más de veinte años y no fue hasta hace diez, un 2 de marzo de 2004, cuando la nave abandonó la tierra. Desde entonces, las cifras que ha generado su viaje son de vértigo: 6,200 millones de kilómetros, cinco vueltas completas al Sol y varias más en torno a la Tierra y Marte con el fin de coger impulso. Durante ese tiempo, la velocidad crucero de Rosetta ha sido de unos 55.000 kilómetros por hora. En estos momentos se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter.

957 días (casi dos años y medio) de esa década que Rosetta ha pasado viajando por el espacio lo ha hecho en estado de hibernación con el fin de ahorrar energía. Desde el pasado mes de mayo, la ESA lleva haciendo diversas maniobras con el fin de ajustar la velocidad y la trayectoria de Rosetta a la del cometa.

Advertisement

La complejidad del anclaje de Philae no reside únicamente en el movimiento del cometa alrededor del sol (lo que se conoce como traslación) sino que también rota sobre un eje (exactamente cómo lo hace nuestro querido planeta Tierra). Para explicar un poco la precisión requerida para que Philae aterrice sano y salvo el astronauta Alexander Gerst recrea en vídeo desde la Estación Especial Internacional cómo será el anclaje sobre el cometa.

Cómo será el anclaje de Philae al 67P/Churyumov-Gerasimenko

Gran parte de la dificultad reside en que el 67P/Churyumov-Gerasimenko es relativamente pequeño, de aproximadamente unos 4 kilómetros, y por tanto su fuerza gravitatoria es mínima. Esto aumenta potencialmente el riesgo de que Philae rebote contra su superficie tras tomar contacto.

Advertisement

La zona de aterrizaje se fijó el pasado 15 de septiembre y ha recibido el nombre de Agilkia. Se escogió por sus condiciones de visibilidad y porque parece estar razonablemente lejos de grietas y otros desniveles del terreno.

Es decir, y poniendo las cosas en perspectiva: la verdadera hazaña de la misión será colocar una sonda (Philae) cuyas dimensiones se acercan a las de un refrigerador pequeño en un cometa que se mueve a toda velocidad alrededor del sol y que además rota sobre si mismo. Para conseguirlo, nada más roce la superficie del 67P/Churyumov-Gerasimenko unos arpones se lanzarán sobre la misma y asegurarán a Philae al terreno.

Cronología

Rosetta se encuentra ahora mismo dando vueltas al cometa, a ocho kilómetros de su superficie y dando una vuelta completa cada 4 días. Phileas abandonará Rosetta a una velocidad de 18 centímetros por segundo, que habrá aumentado hasta los 95 centímetros por segundo en el momento del contacto. El orden de los suceso será el siguiente:

- 10:03 CET/4:03 EST/3:03 MX: 7 horas antes del momento del anclaje Philae se separará de Rosetta y comenzará la aproximación final al cometa. Durante la misma tomará imágenes de Rosetta, del cometa y de sus campos magnéticos así como medidas del polvo y el plasma que lo rodean.

- 17:00 CET/11:00 EST/10:00 MX: En torno a las cinco de la tarde, horario europeo, y con un margen que la ESA cifra en torno a los 40 minutos de variabilidad, Philae tomará contacto con el 67P/Churyumov-Gerasimenko y se fijará a su superficie.

Una vez allí, las baterías de la sonda se calcula que durarán unas 64 horas (aproximadamente dos días y medio), en las cuales se realizarán todo tipo de mediciones. Por supuesto también servirán para obtener imágenes tomadas desde la superficie de un cometa por primera vez en la historia de la humanidad. Debajo puedes ver un gráfico cronológico de los eventos, elaborado por la ESA:

Qué esperamos encontrar

A través de las mediciones de Philae los científicos esperan sacar información que puede ser crucial para la validación de algunas teorías como la de la aparición de la vida en la tierra. Algunas de esas teorías señalan que las primeras moléculas orgánicas, aminoácidos, habrían llegado a nuestro planeta gracias a cometas.

Advertisement

Aunque la duración de las baterías de Philae es limitada, Rosetta seguirá orbitando en torno al 67PChuryumov-Gerasimenko en su camino hacia el sol. Llegará a estar muy cerca del astro rey antes de que perdamos definitivamente contacto con ella, y los científicos también esperan sacar información valiosa conforme el hielo del cometa va sublimándose por el calor.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)