Varias armas con el silenciador instalado: Foto: Wikipedia

Uno de los mitos más extendidos en el mundo del cine es el de los silenciadores. En las películas, ese tubo mágico hace que cualquier arma pase de hacer un ruido infernal a emitir un discreto “Pfffft”. Sabemos que no es cierto, pero ¿cómo suena en realidad un arma con silenciador?

¿Por qué las armas hacen ruido?

Hace tiempo ya explicábamos por qué las armas de fuego hacen ruido. El estampido proviene de los gases generados por la explosión de la munición. Cuando salen del cañón, estos gases se expanden y enfrían de golpe, produciendo el característico sonido de una explosión corta y seca. ¡Bang!

Los silenciadores o supresores amortiguan ese sonido haciendo pasar los gases de la explosión por un tubo más largo. Normalmente, ese tubo consta de varias cámaras internas. Los gases llenan una cámara y pasan a la siguiente, disipándose de manera más eficiente a medida que avanzan hacia la salida. Sin embargo, no todo el ruido proviene de los gases. Parte del estruendo también proviene de los proyectiles. Las balas de pistola y revólver normalmente salen disparadas a una velocidad inferior a la del sonido (340 m/s) o ligeramente superior, pero es imposible que sean completamente silenciosas.

El disparo de una pistola sin silenciador, grabado a 73.000 fotogramas por segundo. GIF: Discovery

En el mundo actual, la mayor parte de las veces los supresores se utilizan para que el tirador no sufra daños en el oído. Se consideran aceptables (aunque no ideales) los niveles de ruido por debajo de los 140 decibelios. Es un sonido más apagado, sí, pero perfectamente audible. Un martillo neumático, por ejemplo, emite alrededor de 120 decibelios y todos sabemos lo desagradable que es pasar al lado de uno en funcionamiento.

El sonido, con y sin silenciador

¿Cómo suena entonces una pistola con silenciador? Este vídeo lo ilustra perfectamente con una pistola táctica FNP-45. En el minuto 0:40 comienzan los disparos sin silenciador. Segundos después, dispara una ronda con un silenciador Osprey.

Como puede apreciarse, el sonido es mucho mas bajo, pero perfectamente audible incluso a distancias de decenas de metros. Este otro vídeo hace el mismo ejercicio con una Beretta M-9. Primero dispara con silenciador (minuto 8:10) y después sin él (minuto 13:40).

Silenciadores en rifles

Si el sonido de una pistola ya es difícil de camuflar, no digamos ya cuando lo que dispara es un rifle de gran calibre. Las balas de fusil, ametralladora, o fusil de asalto superan ampliamente la velocidad del sonido y llegan a desplazarse a una velocidad de entre 600 y 1000 metros por segundo. Esta tabla resume el ruido, en decibelios de algunas armas cuando se las dota de silenciador:

Foto: RagnarRox

Un rifle del calibre 223, por ejemplo, emite alrededor de 165 decibelios. Si le añadimos un silenciador, ese ruido baja a 134 decibelios. Este vídeo muestra cómo suenan esos 134 decibelios desde la posición del tirador (a partir del minuto 2:30).

¿Por qué las ametralladoras no suelen llevar silenciador?

Terminamos nuestra ronda de disparos con una cuestión curiosa: ¿Por qué las armas automáticas no llevan silenciador? Realmente pueden llevarlo, pero no sería práctico. Cristopher Whitman, del centro de experimentación de la Marina de Estados Unidos, explica que el silenciador en armas automáticas añade más peso y es una posible fuente de problemas debido al recalentamiento. Si disparamos muchas balas seguidas, los gases de las explosiones calientan el silenciador hasta el punto de que pueden dañar la salida del arma y poner en peligro al tirador.

Advertisement

En este vídeo ponen a prueba precisamente eso instalando un silenciador en una ametralladora M249. Al cabo de unos 350 disparos el silenciador sencillamente se funde.

Existen algunas armas, como el fusil de asalto AS Val de las fuerzas especiales rusas, que están expresamente diseñadas para hacer algo menos de ruido. Para ello incorporan un tubo de salida más largo que retenga los gases y usan munición subsónica SP-6 que no supera los 395 metros por segundo. El nivel de ruido del AS Val ronda los 130 decibelios.

Finalmente, y salvo casos como el del AS Val, que es para uso de francotiradores, las armas pesadas suelen ir montadas encima de vehículos, y el propio sonido de los motores ya hace que no tenga mucho sentido poner un silenciador. En el cine, mientras tanto, podemos seguir deleitándonos con las aventuras de espías en las que el silenciador obra milagros a mayor gloria del guión. [más información: Wikipedia, Quora, hickok45, RagnarRox y SNO Multimedia]