Llegó la hora. O casi. Mañana jueves día 28 el cometa ISON pasará por su punto más cercano al Sol, a 1,2 millones de kilómetros de su superficie. Ayer ISON "rozó" la Tierra, a casi 1.000 millones de kilómetros de distancia. Ahora continua su trayectoria y todos nos hacemos las dos mismas preguntas: 1) ¿Logrará sobrevivir a su paso cerca del Sol? y, sobre todo, 2) ¿Cómo verlo mañana?

Responder a la primera pregunta no es sencillo. Algunos astrónomos creen que el núcleo del cometa ha comenzado a desintegrarse, es decir, no ha podido soportar las temperaturas de hasta 5.000 grados centígrados a medida que se acerca al Sol. Sin embargo, nuevas imágenes obtenidas del cometa muestran que avanza a una intensidad y brillo no muy diferentes al de los últimos días.

Advertisement

Una de las imágenes más reciente publicada por la NASA (debajo), muestra al cometa ISON entrando en la zona de visión del coronógrafo solar de NASA LASCO C3. Puedes ver debajo la animación. De momento no hay evidencia concluyente de que el núcleo del cometa ISON se esté desintegrando, aunque tampoco se puede asegurar que vaya a superar su punto de mayor cercanía al Sol y lo podamos ver con fuerza durante el mes de Diciembre:

Esta es una animación previa, publicada por la NASA, con imágenes tomadas entre el 20 y el 25 de Noviembre.

Los cometas son cuerpos celestes compuestos de hielo, polvo, rocas y gases. A medida que se van acercando al Sol, la intensa temperatura y la gravedad del astro hacen que estos materiales se sublimen o volatilicen, es decir, salten directamente el estado sólido al gaseoso sin pasar antes por el líquido. Puede que ISON ya haya comenzado esta fase o puede que logre soportar la atracción gravitatoria y temperatura del Sol y siga su rumbo. Lo primero, de todas formas, parece más probable.

Advertisement

Sobre lo segundo: ¿cómo ver el cometa mañana jueves 28? ISON alcanzará su punto de mayor cercanía al Sol mañana a las 19:25 CET (España) / 13:25 EST (Nueva York) / 12:25 CST (México). Para verlo, se podrá observar mucho mejor con unos prismáticos, aunque es posible que a simple vista se pueda detectar. El cielo tendrá que estar completamente despejado de nubes. La mejor hora para intentar verlo será mirar al cielo 30 minutos antes del amanecer (más o menos, entre las 5:00-5:30 de la mañana), fijando los prismáticos hacia el este.

Si el cielo está despejado, podrás ve con suerte algo parecido al timelapse arriba del todo, elaborado por Juan Carlos Casado desde el Observatorio del Teide, en Tenerife (España). Espectacular. [vía NASA y El Navegante]