Cada año, durante la tercera semana del mes de noviembre, se produce la lluvia de meteoros de las Leónidas, y esta vez su momento cumbre o pico se producirá desde la noche del martes 17 de noviembre a la madrugada y mañana del miércoles 18. Si no quieres perdértela, tenemos algunos consejos para ti.

Las Leónidas cada año presentan un máximo de 20 meteoros por hora, con la excepción de que cada 33 años alcanzan su intensidad máxima, con hasta 1500 meteoros por hora (como se registró en el año 2001). Así que, aunque este año no será de los más agitados en cuanto a cantidad de meteoros por hora, sigue siendo un espectáculo maravilloso que algunos podremos disfrutar con nuestros propios ojos.

¿Cuándo verla?

El mejor momento para ver a las Leónidas será durante su pico de actividad, entre la noche del martes 17 y la madrugada del miércoles 18 (aunque en algunas ciudades la actividad comienza incluso durante la madrugada entre los dáis 16 y 17).

Advertisement

La hora exacta variará dependiendo de la ciudad en donde te encuentres. En esta página web puedes introducir tu ciudad y te dirá exactamente a qué hora será el momento cumbre de la actividad de las Leónidas en tu región.

¿Desde dónde verla?

Las Leónidas se ven desde ambos hemisferios del planeta, y los astrónomos recomiendan mirar hacia el este, aproximadamente a unos 45-65 grados de inclinación. Sin embargo, lo mejor en este caso es simplemente usar una aplicación móvil que te indique donde aparecerá la lluvia de meteoros. Algunas buenas opciones son:

Finalmente, te recordamos algunos consejos que aumentarán tus posibilidades de ver este fenómeno:

Advertisement

  • Aléjate de la luz. Eso significa alejarse de las grandes ciudades y zonas de contaminación lumínica. Cuanto menos luz, mejor.
  • Si hay nubes o mal tiempo, no verás nada. Si el cielo está parcialmente despejado, localiza una zona sin nubes para intentar ver la lluvia de estrellas.
  • Llévate tumbona. Es la mejor forma de observar este fenómeno, tumbado en el suelo, en una hamaca o tumbona. Y nada de prismáticos o telescopios, la velocidad a la que van las estrellas y el escaso espacio visible que atraviesan hacen que lo mejor sea observar a simple vista.

Foto de portada: Navicore (Wikimedia Commons).

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)