Franky Zapata, el inventor del Flyboard acuático que se ha convertido en un producto de ocio para el verano, tiene un nuevo proyecto entre manos que nos llama poderosamente la atención. Se llama Flyboard Air y es un auténtico hoverboard que vuela sin cables hasta alcanzar los 150 kilómetros por hora.

La tabla puede volar a una altitud máxima de 3.000 metros (algo que ninguna legislación permitirá jamás, probablemente) y cuenta con una autonomía de diez minutos. Todo esto sobre el papel, porque el Flyboard Air está en fase de pruebas y no llegará al mercado en 2016. En este test, que la compañía Zapata Racing ha publicado en YouTube, el prototipo hace un vuelo de casi cuatro minutos y adquiere una velocidad de hasta 55 kilómetros por hora:

El propio Franky Zapata hace la demostración del invento (eso sí, sobre agua —lo cual tiene más sentido que probar un jetpack en la ciudad y sin casco). El prototipo se mueve con suavidad y parece más estable que el hoverboard del récord Guinness que veíamos hace algunas semanas. Flyboard Air combina una turbina de propulsión a chorro con una mochila para el combustible.

Advertisement

Advertisement

La promesa es asombrosa, pero no deja de ser una promesa. Parece que Zapata es consciente de las limitaciones de su producto cuando nos promete 3.000 metros de altitud y en este vídeo alcanza cien veces menos altura. Pero tal y como nos lo están vendiendo, es el mejor hoverboard/flyboard que hemos visto hasta ahora. [Zapata Racing]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.