Dos imágenes del requerimiento de la fiscalía remitidas a Cassandra

La Audiencia Nacional ha condenado a un año de prisión y siete de inhabilitación absoluta a Cassandra, una tuitera española que publicó 13 mensajes en la red social haciendo chistes sobre el asesinato del presidente del Gobierno durante el régimen franquista, Carrero Blanco, en 1973.

De poco han servido las declaraciones de Cassandra en las que trataba de convencer al juez de que se trataba de meros chistes. La sentencia de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal ha considerado que los tuits suponen un desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta para con las víctimas del terrorismo. El fiscal del caso pedía dos años y medio de cárcel y otros tres de libertad vigilada.

Como ya explicaba el abogado David Bravo en Twitter, Cassandra no irá a la cárcel porque carece de antecedentes penales, pero eso no quita que la Audiencia Nacional haya condenado a una persona a un año de cárcel por hacer chistes, sean de mejor o peor gusto.

No es la primera vez que un tribunal español condena a un usuario de redes sociales por hacer chistes sobre el terrorismo. Hace un año la Audiencia Nacional condenó a un usuario de Facebook por hacer comentarios elogiando a ETA.

La sentencia ha suscitado todo tipo de reacciones en Internet, especialmente en Twitter, donde cuentas como la oficial de Izquierda Unida están tuiteando chistes sobre Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra y bajo la etiqueta #yosoycassandra. Casos como el de esta tuitera seguirán produciéndose mientras siga en vigor en España la ley mordaza, una regulación que aplica penas ejemplares a determinadas expresiones en redes sociales. [vía Público]